Instala un Cierra-Puertas en tu Puerta de Entrada

Cómo instalar un cierra-puertas en casa

Vamos a ver de forma rápida y sencilla cómo podemos instalar en nuestra puerta de entrada un cierra-puertas automático. Muchas veces nos es complicado cerrar la puerta de entrada cuando llegamos a casa o salimos de ella porque llevamos las manos ocupadas con la compra, los niños, el carro…, si más de una vez te has dejado la puerta abierta sin querer y no quieres que te vuelva a pasar esta es tu solución.

Un cierra-puertas tiene una función básica como su propio nombre indica, cerrar las puertas automáticamente sin que tu tengas que preocuparte por nada. Veamos cómo podemos instalarlo en la puerta de entrada de casa.

Lo primero lógicamente es adquirir un cierra-puertas automático, estos cierra-puertas constan de un muelle y una varilla que es la que empuja la puerta para que se cierre, estos muelles van en relación al peso y dimensiones de la puerta por lo que tendremos que disponer de estos datos antes de ir a comprarlo.

Con el sistema cierra-puertas ya comprado vamos a instalarlo, lo primero instalaremos la base del sistema en el marco de nuestra puerta, según las instrucciones del fabricante dejaremos los márgenes que nos recomiendan y lo fijaremos con tornillos tirafondos.

Con la base ya instalada nos disponemos a instalar la guía que va fijada en la puerta y que es donde empujará la varilla, al igual que en el anterior paso seguiremos las recomendaciones del fabricante para calcular la posición de la guía de plástico y la atornillaremos a la puerta. Te recomendamos que antes de introducir los tornillos hagas un pequeño taladro con una broca de madera para hacer el camino por donde irá el tornillo, así evitaras que la puerta de quiebre o surja cualquier desperfecto.

Ya solo queda introducir la varilla de metal en ambas partes que hemos instalado y ya tendremos nuestro cierra-puertas automático listo para que haga su función. Regula la fuerza del muelle para que no pegue portazo y ya está, si en algún momento quieres prescindir del cierra-puertas por cualquier motivo solo tendrás que sacar la parte de la varilla que va en la puerta y posicionarlo en vertical junto a la base del cierra-puertas, así no te molestará ni se cerrará la puerta sola.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: