Errores más comunes de la decoración en cocinas

Los errores de la Decoración de cocinas

La cocina es el espacio de nuestro hogar donde mejor debemos saber combinar la decoración con lo práctico, así conseguiremos una cocina perfecta. Hoy vamos a ver algunos errores que todos cometemos o hemos cometido en el intento de decoración de nuestra cocina, porque tener una cocina pequeña no quita para poder decorarla como se merece.

1 El Acero Inoxidable

El acero inoxidable siempre aporta mucha elegancia a nuestra cocina, éste podemos encontrarlo en electrodomésticos, encimeras, mobiliario…. pero hay algo que no hacemos bien. En nuestra búsqueda de elegancia muchas veces nos pasamos y recargamos demasiado nuestra cocina con acero inoxidable, esto hace que parezca mucho más pequeña e incluso una cocina de bar por lo que te recomendamos que combines el acero con otros colores lisos para aportar contraste y estilo a tu cocina sin caer en los errores más comunes de la decoración.

2 La Franja Alta

Uno de los errores más comunes que cometemos en todas las cocinas, por el miedo a que esta parezca más pequeña, muchas veces elegimos que nuestros armarios no lleguen hasta el techo, pero haciendo esto lo único que vamos a conseguir es facilitar que se acumule la suciedad en las superficies altas y perder capacidad de almacenaje, por lo que tendremos que intentar colocar todo lo que no hemos podido meter en los armarios en otras partes de la cocina, a la vista, sobrecargando el espacio.

Te recomendamos que aproveches ese espacio y que tus muebles y armarios lleguen hasta el techo, así evitaras un gran foco de suciedad y podrás aprovechar ese espacio para guardar todo aquello que no utilizas con tanta frecuencia y que no necesitas en tu día a día.

3 Renovación

Renovarse o morir, ese es el lema de toda gran decoración. Otro de los errores que más cometemos es decorar un espacio tan técnico como la cocina y dejarlo así años y años, esto causa cierta monotonía y aburrimiento que termina cansando a cualquiera, por ello tenemos que renovar este espacio, no te decimos que cambies los muebles o los electrodomésticos sino que cambies ciertos detalles que no cuestan dinero y que pueden hacer grandes cosas.

Forra una parte de tus muebles de otro color gracias al vinilo, compra un nuevo reloj de cocina llamativo y moderno, cambia los pomos y tiradores de tus muebles, búscales un nuevo lugar a las ollas y sartenes para que el cambio sea más notable en tu día a día, lo que se te ocurra para no caer en ese aburrimiento de cocina y darle una nueva perspectiva en cuestión de minutos.

4 Saturación

Sobrecargar y saturar los espacios es otro de los errores más comunes en la decoración de nuestras cocinas. Cada mes vemos una nueva oferta de utensilios para la cocina, y cada mes vamos colocando algo nuevo en las paredes ya sea colgado, apoyado, etc…, cuando pasen varios meses seguramente tengamos una cocina llena de trastos de los cuales no utilizamos ni la mitad y los tenemos ahí para “por si acaso”. Bueno pues no hace falta que sobrecargues, esto solo hará que dejes tu decoración en segundo plano y se le de más importancia a los pequeños detalles que has ido incorporando por todas partes.

5 Luz natural - Luz artificial

La luz puede parecer algo secundario pero es otro de los errores que más cometemos en las decoraciones tanto de las cocinas como de cualquier espacio de nuestro hogar. Si tenemos la suerte de tener luz natural lo ideal es que intentemos aprovecharla al máximo en todos los espacios, organizando y amueblando de cara a esta luz para que refleje y los espacios parezcan más amplios y vistosos. Si en cambio no disponemos de luz natural y tenemos que apañarnos con luz artificial debemos saber organizar y colocar los puntos de luz para aprovechar al máximo cada rincón.

Juega con los tonos de la luz, con las intensidades y con los tamaños para darle a cada parte de tu cocina más o menos importancia, una sensación u otra. Por ejemplo puedes utilizar luces blancas y directas en la zona de cocina para ver mejor qué es lo que estamos preparando y luces más cálidas y tenues en la zona de comer para darle un ambiente más cálido y recogido.