Aprende los mejores remedios caseros para tu hogar

Limpiadores Caseros Económicos

Ya conocemos los múltiples limpiadores químicos que nos venden a un “buen precio”, pero seguro que no conoces los limpiadores caseros que te harán el mismo servicio pero sin necesidad de gastarte dinero y de una forma mucho más ecológica.

Hoy hemos querido recopilar las formulas de los limpiadores caseros más utilizados en todos los hogares para que tu también disfrutes de sus ventajas en la limpieza diaria:

Para limpiar superficies duras

Si tienes que limpiar superficies duras como las encimeras, las baldosas, pero no el mármol, te recomendamos utilizar una fórmula casera que puedes hacer echando la peladura de dos limones, naranjas o pomelos en una botella de vinagre blanco y dejándola macerar durante una semana, después cuela la mezcla en un pulverizador y verás su eficacia para limpiar!

Para limpiar cristales y espejos

Tenemos un limpiador casero que te vendrá perfecto para limpiar los cristales y espejos de tu casa, sólo tienes que mezclar a partes iguales agua, vinagre blanco y un par de gotas de limón en un pulverizador, después utiliza papel de periódico para aplicar la mezcla en tus cristales y verás cómo brillan.

Para el acero inoxidable

Si quieres limpiar y abrillantar el acero puedes utilizar este limpiador casero que te vamos a mostrar. Sólo tienes que cortar un limón por la mitad y mojarlo en bicarbonato sódico, después pásalo por la superficie de acero a limpiar y retira los restos con un trapo de algodón, ya verás cómo brilla y la eficacia de este limpiador casero.

Para los suelos de madera

Si lo que quieres es limpiar tu suelo de madera te recomendamos este limpiador casero. Mezcla en un pulverizador 3/4 de agua caliente y 1/4 de vinagre blanco junto con dos cucharadas de jabón natural, después agita bien para que se mezclen y pulveriza sobre la mopa con la que limpias el suelo, verás que brillante deja tu suelo de madera.

Para los azulejos del baño

Si lo que quieres es limpiar los azulejos de tu baño será mejor que utilices este limpiador casero. Sólo tienes que mojar los azulejos con una esponja y después mojar este en bicarbonato, frota un poco y mira cómo brillan.

Para la vitrocerámica

Para limpiar la vitrocerámica con un limpiador casero sólo tienes que echar mano del congelador. Pasa un hielo por toda la superficie de la vitro y después dale con la rasqueta, verás como sale la suciedad de una forma rápida y fácil.

Para abrillantar la madera

Para que nuestros muebles de madera queden bien limpios y brillantes podemos utilizar un limpiador casero que no cuesta nada hacerlo. Sólo tenemos que mezclar 3/4 de agua y 1/4 de aceite de almendras en un pulverizador, después lo aplicaremos con ayuda de un paño limpio por toda la superficie, verás como brilla.

Para el horno

Si quieres limpiar el interior de tu horno te recomendamos este limpiador casero. Tienes que mezclar 3/3 de bicarbonato con 1/3 de sal y 1/3 de agua, haz una pasta y extiéndela por todo el horno, déjala actuar durante toda la noche y al día siguiente elimina los restos con un estropajo y agua, quedará como nuevo.

Para los metales

Para abrillantar los metales y dejarlos bien limpios debes utilizar este limpiador casero, sólo tendrás que mezclar por partes iguales sal, harina y vinagre blanco, haz una pasta y aplícala a los metales, verás cómo quedan relucientes.

Para el óxido

En este caso tenemos dos limpiadores caseros que van genial para limpiar esas piezas de bisutería de metal. La primera es el bicarbonato, mezclando este con un poco de agua y aplicándolo con un paño de algodón dejaremos nuestras joyas más que relucientes.

El otro limpiador es introducir la bisutería en agua y echarle dos pastillas efervescentes, déjalas actuar durante 10 minutos y sécalas con un trapo de algodón, verás como también brillan de nuevo.