Cómo Instalar ventanas de madera

Instalar ventanas de madera es una tarea de bricolaje que todo el mundo puede llevar a cabo, en especial si se posee el tiempo y las herramientas adecuadas. Contar con una pequeña guía es casi indispensable, sobre todo en aquellos momentos en los que las dudas vayan a surgir. Las ventanas, además, son un elemento clave de todo hogar, ya que lo aíslan del ruido y de la temperatura externa.

Herramientas necesarias para montar ventanas de madera

Instalar la ventana de madera va a requerir de una serie de herramientas, las cuales suelen estar al alcance de todo el mundo o ya están presentes en muchos hogares. Será necesario contar con una pistola de silicona, nivel de burbuja, cortafríos, mazo y unas mordazas son los materiales indicados para poner ventanas de madera.

Más allá de estas herramientas y contar con la propia ventana, material de seguridad como unos guantes, mascarilla, gafas y un casco deberían ser más que suficientes para que podamos acometer esta instalación sin mayores problemas. Huelga decir que trabajar en solitario puede llegar a ser un peligro y que la habitación debe estar totalmente despejada.

Pasos a seguir para instalar la ventana

Antes de empezar con los pasos a seguir conviene remarcar la importancia de la seguridad. Esta debe ser observada en todo momento, por lo que deberemos trabajar con las protecciones adecuadas para no sufrir o provocar daño alguno.

✅ Cómo retirar la anterior ventana

Para retirarla es necesario tener en cuenta el estado del tambor de la persiana y retirarlo si va unido a la propia ventana. Así, estaremos evitando que caiga sobre nuestras cabezas. A continuación, primero se eliminarán los cristales, si es posible realizar tal acción, y luego las hojas de la ventana. Por último, habrá que separar el marco de la vieja ventana del hueco.

Para tal fin recurriremos a la maza y a el cortafrío para separarlos. Hay que tener cuidado de no dañar las paredes más de lo necesario, aunque posteriormente los huecos pueden ser rellenados con cemento o masilla. Una vez terminado es necesario limpiar los restos y dejar todo listo para instalar el nuevo marco.

✅ Colocar el nuevo marco

Esta es una de las tareas más simples y partimos de la base de que las medidas de la nueva ventana encajan con el hueco que deben cubrir. Va a ser necesario utilizar el nivelador en este paso una vez esté encajado el marco.

Si llegamos a equivocarnos, unas simples cuñas de madera son el aliado que buscamos para nivelar allí donde sea necesario. De otro modo puede que lleguemos a tener que buscar un marco de ventana que se ajuste. De ahí la importancia de realizar bien las medidas con anticipación.

✅ Para fijar el marco de la ventana

Con el marco encajado y perfectamente nivelado, vamos a tener que fijarlo. Para tal fin utilizaremos las mordazas, las cuales evitarán que un golpe sin querer eche por tierra horas de trabajo y dañe el marco que acabamos de colocar con tanto esmero. Una vez nos hemos asegurado de que está bien sujeto, es el momento de fijarlo utilizando una pistola de espuma de silicona. Esta se adhiere a la pared y la superficie del marco uniendo ambas.

Tardará poco más de 60 minutos en secarse y puede que sobresalga en algunos lugares, algo que es totalmente normal y que puede eliminarse una vez seca con una sierra de calar. Así, nos estamos asegurando de que toda la superficie está igualada.

✅ Revestir huecos

Puede que durante el proceso quedaran huecos, en especial tras eliminar la ventana anterior, y la espuma no debe quedar a la intemperie, de lo contrario la humedad acabaría por pudrirla y poner en peligro la fijación de la ventana. Para evitar esto es necesario tapar con masilla o cemento la espuma y los huecos, algo que debe hacerse tanto en el interior como en el exterior. Además, para garantizar el aislamiento y embellecimiento de la zona circundante a la ventana, aplicaremos yeso para igualar.

✅ Remates finales

La estética no es un apartado que deba dejarse de lado, pero sí debe hacerse cuando esté todo perfectamente instalado. Para mejorar la estética de la ventada se dispondrán embellecedores rodeando el perímetro interior de la misma y con la pistola de silicona se sellarán las junturas. La clave está en utilizar una del mismo color que la pared y la ventana, ya que de otra manera la disparidad de tonalidades no pasaría desapercibida a la vista. Este será el último paso para montar la ventana.

Instalar ventanas de madera es tan fácil como seguir esta guía y tomarse el tiempo suficiente para comprenderla bien. Una vez más, cabe recordar que se deben seguir unas mínimas medidas de seguridad y así evitar todos los peligros inherentes a montar ventanas de madera

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: