Mantenimiento de los Armarios Empotrados

Los armarios empotrados deben mantenerse de manera adecuada. Cada uno de los elementos que lo componen juegan un rol importante y hay que mantenerlos en perfectas condiciones. Bisagras, tiradores y rieles son algunos de los más importantes, ya que si estos fallan no podrás utilizar el armario de ninguna manera. Descubre en esta entrada cómo mantenerlos en buen estado.

Revisiones periódicas

Que eches un vistazo al armario empotrado de vez en cuando te permitirá estar al tanto de su estado y evitarte sustos futuros. Así, en cada limpieza general que hagas es muy recomendable que revises los armarios a fondo. Comprueba su estado general, el de cada pieza y si hay olores extraños. Esta es una manera simple pero efectiva de prevenir problemas en ciernes y ahorrar dinero en reparaciones o sustituciones. Mucho cuidado en cada revisión.

Engrasar las bisagras de un armario a medida

Las bisagras son un elemento esencial. Mantenerlas a punto te permitirá abrir las puertas de armario sin problemas y en caso de que se estén oxidando podrás evitar que esto afecte a la madera. Para tal fin, limpia su superficie una vez cada tres meses, comprueba que la pieza no está dañada por el uso y engrásala si ves que ofrecen resistencia al abrirse o cerrarse.

Lo mismo se puede aplicar a los tiradores de de los frentes de armario en uno empotrado. Estos elementos sufren mucho, incluso podrías llegar a arrancarlos si están mal instalados o ejerces demasiada fuerza. Además, acumulan una gran cantidad de gérmenes a lo largo de su vida útil y están más expuestos que las bisagras. Limpiarlos cada semana es indispensable.

Mucho cuidado con la humedad

No hay nada peor que ver el deterioro que puede sufrir tu armario a medida si no tienes cuidado con la humedad. Este tipo de mobiliario pasa la mayor parte del tiempo cerrado, por lo que con el tiempo se acumulan malos olores y humedad. Tal situación llega a darse si introduces la ropa en su interior sin haberla secado convenientemente.

Tengas un armario de madera o uno empotrado, la humedad acabará por afectar tanto al material con el que está fabricado como al resto de elementos. Así, procura airear el armario de tanto en tanto, evita introducir prendas mojadas o húmedas en su interior y revisa que no se haya formado moho por estas circunstancias. Solo de esta manera lograrás que el armario dure años en perfectas condiciones.

Cuidado con las guías de un armario empotrado

Las puertas correderas contribuyen a ahorra espacio y su mantenimiento es muy sencillo. Más allá del tirador, debes evitar que los rieles se vean obstruidos o no podrás abrir la puerta. Además, la ruedas suelen acumular mucha pelusa, la cual deberás retirar de tanto en tanto para evitar males mayores.

Cuidados para un armario a medida

Los armarios empotrados son de gran utilidad, pero no se mantienen en perfectas condiciones por sí solos. Debes revisar los diferentes elementos que lo componen, airear el espacio interior de vez en cuando es una gran idea y tanto rieles como bisagras deben estar a punto siempre.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: