7 motivos por los que debes invertir en un armario de obra

7 motivos por los que invertir en un armario de obra

Si te encuentras en plena reforma o estás a punto de incorporarte a tu nueva casa, seguramente te hayas planteado la opción de comprar un armario de obra. El armario empotrado se está convirtiendo con mayor asiduidad en un imprescindible del hogar. ¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo.

Ventajas de los armarios de obra

1. Ajustables a cualquier dificultad arquitectónica. Buhardillas, habitaciones estrechas o techos demasiado altos, nada de esto volverá a ser un problema ya que se adaptan a cualquier lugar.

2. Aprovechan el espacio mucho más que los modelos prefabricados. Con un armario a medida podrás utilizar cada centímetro, bien a lo largo de las paredes de la habitación, bien en la medida de suelo al techo. Sea cual sea el espacio del que dispongas, la fabricación personalizada se adaptará a tus necesidades. Además, permiten elegir un sistema de apertura y cierre como son las puertas correderas, optimizando más el espacio que con las abatibles.

3. Durabilidad. Suelen resistir más tiempo que los tradicionales porque la dedicación que se pone en su fabricación es más artesanal y concienzuda.

4. Diseño a tu gusto. Su aspecto exterior se ajustará exactamente a lo que solicites. Ya se disponen de puertas de colores, de melamina con cristal, cristales de colores, espejos... Y lo mejor es que puedes combinar las opciones para encontrar la solución que más se adapte a ti y al estilo de tu habitación. Se convierte de esta manera en un mueble único que no encontrarás en ningún otro lugar.

5. Distribución interior a medida. El espacio interior se optimiza por completo al estar diseñado en función de tus necesidades. Podrás organizar tus prendas sin problemas: por ejemplo, si tienes prendas largas, podrás disponer de un módulo con una barra alta donde colgarlas sin que arrastren o tengas que doblarlas.

6. Mayor organización. ¿Quién no ha soñado con tener un cajón exclusivo para los accesorios? Cinturones, corbatas, relojes... Por fin dispondrás de un lugar en el que mantenerlos ordenados y a mano. Organizar el interior requiere de baldas, cajones, barras y colgadores pensados para un uso concreto, consiguiendo con ellos una organización perfecta.

7. Un plus de atractivo estético. Además de ser tremendamente funcionales, contribuyen estéticamente al aspecto de la estancia general. No solo podrás escoger sus materiales y colores, sino que al estar incrustado a la pared hace que el dormitorio se perciba con mayor continuidad y amplitud visual.

Como ves, comprar un armario de obra resulta un ahorro a la larga. El convencional, aunque en principio sea un armario más barato, no aporta tantos beneficios como este. Si te preocupa tanto el aspecto práctico como el estético, apuesta sin duda por este tipo de mobiliario ya que resolverá ambas cuestiones sin problemas.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: