Cómo evitar que salgan manchas amarillas en puertas lacadas en blanco | Blog

Cómo evitar que salgan manchas amarillas en puertas lacadas en blanco

Cómo evitar que salgan manchas amarillas en puertas lacadas en blanco tiene una respuesta. Y es que el mantenimiento de las puertas con este tratamiento es clave para garantizar su durabilidad. El lacado es un acabado de gran popularidad hoy en día y merece la pena cuidarlo.

La disposición es la primera defensa ante las manchas amarillas en puertas blancas

Donde sea instalada la puerta es ya una primera gran defensa frente al problema de las manchas amarillas. No es lo mismo, ni de lejos, una puerta lacada sometida a los rayos del sol que una que permanece a la sombra. En el primer caso las manchas amarillas acabarán haciendo acto de presencia más pronto que tarde, ya que la exposición continua a los rayos solares degrada el lacado poco a poco.

Así, revisa la disposición de las puertas en tu hogar para evitar este problema y aplica el lacado sobre aquellas que permanezcan en la sombra. De esta sencilla manera garantizarás que un acabado de tanta calidad como este perdure sin mácula.

La cuestión de la limpieza para evitar puertas blancas amarillas

Las manchas amarillas en puertas blancas pueden aparecer por un mantenimiento deficiente de las mismas. Una simple limpieza, mientras realzas las tareas del hogar, contribuirá en gran medida a mantener un blanco impecable en una puerta lacada.

Basta con llevar una limpieza norma, en la que utilices un paño húmedo y un jabón neutro para que no afecte al lacado. Nunca recurras a productos abrasivos o químicos muy potentes para mantener el blanco de una puerta lacada, ya que terminarás por estropear el acabado de manera irremediable.

¿Qué hacer para quitar manchas amarillas en puertas lacadas?

Quitar manchas amarillas en puertas lacadas es posible sin recurrir a expertos en la materia o sin la necesidad de repetir el lacado. De entre las muchas opciones que puedes encontrar para confrontar una mancha amarilla, la más común es recurrir al uso de agua oxigenada. Este producto no resulta abrasivo ni afectará al lacado tan solo eliminará la mancha.

Bastará con que disuelvas el producto en una mezcla de agua y vaselina líquida . Luego moja un paño en esta solución y aplícalo directamente mientras frotas sobre la mancha. No olvides dejar totalmente seca la superficie para evitar problemas a mayores. De esta sencilla manera las puertas blancas que amarillean ya no serán un problema.

Soluciones efectivas contra puertas blancas que amarillean

Cómo evitar que salgan manchas amarillas en puertas lacadas en blanco es una pregunta con respuesta. Basta con colocar las puertas lacadas alejadas de los rayos del Sol y sus efectos negativos, pero también es necesario realizar un buen mantenimiento de estas puertas. Así, no tendrás que lidiar con el problema de unas puertas blancas amarillas.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: