Guía para saber cuánto cuesta reformar una cocina

¿Te preguntas cuánto cuesta reformar una cocina? Es la pregunta estrella que muchas personas se hacen en el momento de tomar esta crucial decisión. No resulta fácil de contestar con una cifra exacta, puesto que va en función de una larga serie de condiciones. Entre ellas, está el tamaño de la cocina actual, la calidad de los materiales que escojas, el número de mejoras que pretendes añadir, si vas a renovar los electrodomésticos o no... Así, el precio medio de reforma está aproximadamente entre 6000 y 15 000 €. A continuación, ofrecemos una guía orientativa sobre claves y presupuestos a la hora de darle un nuevo look a la cocina.

La cocina como espacio clave en tu casa

Hasta hace unos años la cocina contaba con una importancia secundaria en nuestros hogares que solo cumplía una función operativa. Pero, en los últimos tiempos, este espacio se ha convertido en tendencia, ganando protagonismo y transformándose en centro vital de la vivienda. La cocina ya no es ese espacio que escondemos cuando vienen las visitas. Puede ser un lugar que combine diseño y funcionalidad al mismo tiempo; un espacio en el que podemos preparar veladas con amigos o disfrutar en familia todos los días.

Por este motivo, es una de las estancias de la casa que más suelen reformarse. También es debido a su uso frecuente, al igual que el cuarto de baño. La clave fundamental a la hora de afrontar una reforma es planificar bien todos los detalles para evitar gastos innecesarios que aumenten el presupuesto. Por ejemplo, debemos estudiar bien la posible distribución para ganar el máximo espacio, realizar una buena disposición de los espacios de trabajo (fregadero, zona de fuegos...) para que sea cómodo moverse en la cocina o anticipar el gasto de la renovación de los electrodomésticos. Si optamos por aparatos de ahorro eficiente, notaremos un descenso considerable en la factura del agua y de la luz.

Los aspectos que más influyen en el presupuesto

A la hora de plantear la reforma, una serie de factores pueden variar de manera significativa el precio final:

· Mano de obra: supone un 40 % del presupuesto. En este apartado entran distintas categorías, como fontanería, albañilería o electricidad.

· Materiales: otro 40 % del presupuesto, aunque su precio varía en función de su calidad. Entre los materiales podemos destacar los tipos de revestimiento, el mobiliario, el pavimento o la encimera.

· Electrodomésticos y mobiliario: el 20 % que falta del total.

Pero el presupuesto final también puede variar según el estado actual de la cocina. Si es una cocina muy antigua, necesitará una renovación completa. En cambio, si es más moderna, solo serán necesarios pequeños arreglos que no dispararán el precio.

Claves para realizar una reforma

1. Reformar con sentido

¿Disfrutamos del tiempo libre cocinando o la cocina es un espacio de paso? ¿Vivimos en familia, en pareja o solos? Son preguntas esenciales en el momento que planteamos una reforma. Resulta lógico afrontar una reforma funcional si pasamos el tiempo justo en la cocina. Por ello, es necesario analizar el nivel de uso diario que le damos. Así, únicamente invertiremos en los elementos que utilizamos. ¿Por qué comprar un frigorífico de tamaño familiar si vivimos solos? ¿O un horno ultimo modelo si solo lo empleamos para calentar una pizza o una lasaña?

2. Pedir varios presupuestos

Para encontrar el mejor precio es recomendable solicitar siempre varios presupuestos. Así se pueden valorar las distintas ofertas y encontrar la solución más adecuada.

3. ¿Qué estilo tendrá la cocina?

Podemos elegir entre cocinas de estilo rústico, la tendencia actual minimalista, cocina clásica o vintage... Es esencial pensar con calma qué estilo de cocina deseamos. Antes de comenzar la reforma, debemos decidir qué necesidades de cocina tenemos y qué necesitaremos para reformarla.

Un diseño moderno con isla central tendrá un coste mayor que una cocina más funcional. La cocina abierta, muy de moda en los diseños de los últimos años, requiere obra de albañilería para conectar espacios. Debemos tener en cuenta que quizá un estilo muy moderno puede resultarnos aburrido unos años después. Debido a su coste, no resulta práctico cambiar el estilo de la cocina cada cierto tiempo. Por ello, elegir el estilo apropiado requiere pensarlo detenidamente.

4. Coste de los materiales

Dependiendo de su calidad, aumentará o disminuirá el coste. En la actualidad, son tendencia los revestimientos cerámicos. Opciones más económicas son los vinilos o azulejos, que también pueden aportar un estilo de diseño muy original. Madera o piedra natural son opciones sorprendentes que pueden darle un toque muy personal a las paredes de la cocina.

¿Alicatado o pintado? Resulta más práctica la primera opción. En la cocina, como en el baño, se acumula gran cantidad de humedad. El alicatado en la zona de los fregaderos y fogones es la alternativa más recomendable. Los azulejos son muy fáciles de limpiar y no se desgastan, aunque resultan más costosos de cambiar. Las últimas tendencias apuntan a una mezcla entre alicatado y pintura: alicatado para zonas de trabajo y pintura para el resto de las paredes. Esta es una manera de combinar diseños a juego con el color del mobiliario que permite un buen número de posibilidades.

Un presupuesto práctico para una reforma

¿Cuáles serían los gastos principales para reformar una antigua cocina antigua de 7 m²?

· El desescombro y las demoliciones rondan los 500 €. Aquí suelen incluirse trabajos como la demolición de azulejos, escayolas y baldosas. También entra desmontar los muebles y los vertidos de desescombro en el contenedor. En el precio final se contempla el transporte de los escombros al vertedero autorizado y el pago de las tasas por su uso.

· La fontanería, aproximadamente 600 €. Si la cocina es antigua, las tuberías serán de materiales como hierro o plomo. Será necesario sustituirlas por otras fabricadas con los materiales que exige la normativa. En la actualidad se realiza la instalación de tuberías de cobre para agua fría y caliente, y desagües de PVC para los fregaderos, junto a tomas de agua de lavadora y lavavajillas.

· La instalación eléctrica alrededor de 800 €. Es un elemento indispensable, ya que la cocina suele utilizar bastantes puntos de electricidad para alimentar los electrodomésticos. Al igual que sucede con la fontanería, si la instalación es antigua, deberá cambiarse por completo para adecuarla a la nueva normativa.

· Alicatar paredes y el pavimento del suelo con azulejos o gres normalmente puede alcanzar los 1000 €. Existen muchos tipos de azulejos y pavimentos para la cocina en el mercado. Su precio oscilará en función del fabricante y del tipo de materiales. Los azulejos suelen tener un coste de 15 € el m². Otras opciones son el gres porcelánico, el microcemento o los paneles de madera o piedra.

· Los electrodomésticos (básicos del tipo lavadora, vitrocerámica, horno, campana extractora y frigorífico) ascienden a una cantidad entre 3000 y 4000 €. Aquí también entran en juego la calidad y precio de los modelos que se elijan. Su precio aumentará en función de la calidad y marca del electrodoméstico. Es importante comprobar que en el precio se incluya montaje, instalación y nivelado. Una opción de diseño es panelar los electrodomésticos, pero incrementa el presupuesto pues se trata de un trabajo a medida.

· El coste total del mobiliario se estima en unos 500 €. Los muebles son la parte más visible de la cocina y a la que mayor uso damos. Elegir materiales de calidad, aunque aumente el coste marcado, es una buena inversión para disfrutarlos durante años. Antes de comprarlos, es preciso tener en cuenta nuestras necesidades de almacenamiento y añadir baldas, soportes, vitrinas, etc.

· El precio de la encimera, con espacio para fregadero, suele estar entre los 500 y 2000 €. Sin duda, no debemos escatimar en el precio con este elemento fundamental de la cocina. Es la pieza a la que mayor uso damos, la que más sufre y se desgasta con los años. Los materiales oscilan entre los más caros (mármol) y los más baratos (laminados). Una calidad intermedia son las encimeras de Silestone, que ofrecen buena calidad a un precio razonable. Este tipo de encimeras suelen rondar los 350 €.

· Un presupuesto de carpintería para puertas y ventanas ronda los 400 € por pieza. Se puede elegir entre madera o aluminio para los materiales y acabados. Es una de las partes más económicas de toda la reforma, pero conviene tenerlo en cuenta a la hora de colocar materiales aislantes para evitar escapes de humos y olores.

Por último, es importante informarse sobre los permisos necesarios para realizar obras y avisar a los vecinos de nuestra intención de realizar la reforma. A la hora de contratar una empresa de reformas, también debemos marcar bien claros unos plazos de tiempos del trabajo a través de un contrato con garantías.

Esta ha sido una breve guía orientativa sobre los pasos a seguir y cuánto cuesta reformar una cocina. Las principales claves son planificar de antemano, elegir los materiales adecuados y diseñar los elementos en función de nuestras necesidades. Una cocina debe ser, sobre todo, funcional, pero no debemos dejar de lado la estética para lograr un espacio cómodo y agradable en el que pasaremos muchas horas de nuestra vida.

Más información sobre obras y reformas:

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: