Cómo desgravar reformas en tu vivienda habitual

Antes de enfrentarse a los gastos que supone hacer una reforma en la vivienda, es conveniente informarse sobre la fiscalidad de la misma, es decir, si se puede desgravar la reforma de Hacienda. Y, si es así, qué reformas se pueden deducir y cuáles no. En cualquier caso, las ventajas fiscales pueden ser grandes, así que en esta entrada intentaremos despejar todas las dudas acerca de cómo desgravar las reformas de una vivienda a la hora de hacer la declaración de la renta.

Quiénes se pueden deducir las reformas del hogar

Es necesario tener en cuenta que la deducción de reformas y obras en la vivienda quedó suprimida el 1 de enero 2013. Sin embargo, los contribuyentes que hubieran adquirido la vivienda antes del 1 de enero de 2013 y quienes ya se beneficiaban de desgravaciones en la declaración antes de esta fecha pueden seguir haciéndolo.

También las personas que hayan invertido en la construcción de la misma antes de esta fecha podrán deducir los gastos de una reforma.

Incluso puede desgravarse la reforma si se comenzó en 2013 y las obras se terminaron antes de 2017.

Parece casi imposible deducir una reforma; sin embargo, aún se puede recurrir al Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

Plan Estatal de Vivienda 2018-2021

Este plan fue elaborado por el extinto Ministerio de Fomento, y uno de sus principales objetivos es ofrecer subvenciones para fomentar la compra o el alquiler de viviendas. Pero también trata el tema de la rehabilitación de inmuebles, ya que es necesaria para vivir en un hogar en condiciones.

En el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 se pueden encontrar 9 programas:

- Programa 1: Subsidiación de préstamos convenidos.

- Programa 2: Ayudas al alquiler.

- Programa 3: Ayudas a las personas en situación de desahucio.

- Programa 4: Fomento del parque de vivienda en alquiler.

- Programa 5: Fomento de la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas.

- Programa 6: Fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas.

- Programa 7: Fomento de la regeneración y renovación urbana y rural.

- Programa 8: Ayuda a los jóvenes.

- Programa 9: Fomento de viviendas para personas mayores y personas con discapacidad.

- Programa 10: Ayudas para contribuir a minimizar el impacto económico y social del COVID-19 en los alquileres en la vivienda habitual.

Por tanto, también se puede contemplar comprar o alquilar una vivienda que esté por reformar y así beneficiarse doblemente de este plan: por la adquisición o alquiler y por las reformas. Los puntos 5, 6 y 7 afectan explícitamente a las reformas, pero los demás factores pueden contribuir, como las ayudas para jóvenes, personas mayores o con discapacidad que contemplan los últimos puntos.

A continuación, desarrollamos los puntos 5, 6 y 7 del Plan Estatal de Vivienda, que detallan los requisitos que deben cumplir estas reformas.

Ayudas para la conservación, seguridad y accesibilidad de los inmuebles

Normalmente están pensadas para reformas que se hacen en un edificio de viviendas, donde la accesibilidad puede ser necesaria para vecinos con alguna minusvalía o problemas de movilidad.

Por eso muchas de estas reformas consistirían en el arreglo de cubiertas, fachadas, cimientos o estructuras. También se incluirían en esta ayuda la instalación de ascensores y rampas. Se puede consultar el resto de actuaciones desgravables que entran en esta subvención en el capítulo VII del Plan Estatal.

Ayudas para mejorar la eficiencia energética y la sostenibilidad de los edificios

Estas ayudas están dirigidas tanto a los propietarios de viviendas unifamiliares aisladas como a edificios. En otras palabras, pueden ser beneficiarios tanto los propietarios particulares como las comunidades de propietarios y agrupaciones de comunidades de vecinos.

Las reformas relacionadas con la eficiencia energética son muchas. Puede tratarse de mejorar la envolvente térmica, instalar un sistema de calefacción más eficiente, cambiar los marcos de las ventanas, aislar térmicamente el suelo, las paredes o el techo, etc. Incluso puede tratarse de incrementar la eficiencia energética de los sistemas ya existentes.

En otras palabras, la reforma que se acoge a esta desgravación ha de tener como fin:

- La mejora de la eficiencia energética.

- Higiene, salud o protección del medio ambiente.

- Uso de energías renovables.

- Sustitución de la instalación de energía eléctrica, de agua o de gas.

Ayudas de regeneración y renovación urbana y rural

Este programa promueve financiar las obras de rehabilitación de edificios de viviendas y viviendas individuales, y también otras obras de urbanización para mejorar las condiciones de los edificios. Solo podrán beneficiarse de esta ayuda quienes ejecuten las actuaciones.

Cuantías

La cuantía en este caso no será superior al 40 % de la inversión realizada, a excepción del 75 % si los solicitantes tienen ingresos inferiores a 3 veces el IPREM (indicador público de renta de efectos múltiples) o se trata de obras de accesibilidad cuando los residentes sean personas discapacitadas o sean mayores de 65 años. Según el tipo de ayuda que se solicite, la cuantía será distinta.

Requisitos para desgravar las reformas mediante el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021

Además de que las reformas deben ajustarse a alguno de los casos anteriores, hay una serie de requisitos que se han de cumplir para esta desgravación.

Pueden solicitarla tanto comunidades de vecinos como particulares.

En cuanto a los particulares, la desgravación se haría sobre viviendas unifamiliares y pisos que constituyan la vivienda habitual. Ha de tratarse de la primera vivienda del propietario o inquilino, ha de demostrarse la necesidad real de la obra y es preferente que su fecha de construcción sea anterior a 1996.

Si nos acogemos al Plan Estatal con motivo de una reforma en un bloque de viviendas, las condiciones cambian. Solo tendrá que tratarse del domicilio habitual de al menos el 20 % de los inquilinos, y al menos el 70 % de su superficie deberá estar construida por encima del sótano o semisótano (es decir, sobre rasante), excluida la planta baja.

¿Cómo desgravar las reformas con el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021?

Las comunidades autónomas gestionan su tramitación, por lo que la presentación de solicitud puede variar de una a otra. Esto se debe a que regulan los convenios de colaboración con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. La diferencia entre comunidades se debe, fundamentalmente, a que cada una tiene libertad para decidir a qué aspectos del plan dedica los fondos que le corresponden. Por eso sucede que algunas destinan las ayudas exclusivamente al alquiler, mientras que otras promueven la compra o la rehabilitación. La mejor manera de averiguarlo es ponerse en contacto con el Departamento o Conserjería de Vivienda de la comunidad autónoma donde se resida.

En cualquier caso, la entrega de solicitudes pondrá hacerse de manera telemática o presencial.

En el BOE del 10 de marzo de 2018 aparece publicado el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, así que se puede consultar, pero no aparece la información sobre cómo tramitarlo en cada comunidad autónoma.

Si los interesados son una comunidad de vecinos, es decir, se trata de reformar un bloque de viviendas, uno de los requisitos es que la comunidad debe estar de acuerdo en que se ejecuten las obras, excepto si el edificio es de propietario único. Además, puede haber otros requisitos que varíen según la comunidad autónoma, como pueden ser informes de evaluación de la vivienda. Estas particularidades se pueden consultar, como hemos señalado, en el departamento o conserjería correspondiente de la comunidad autónoma.

Deducciones en reformas en una vivienda en alquiler

Si se es propietario de un inmueble y se desea reformar antes de ponerlo en alquiler, estas reformas también son deducibles. Solo se han de tener en cuenta los siguientes aspectos.

¿Antes o durante el alquiler?

Antes de ponerlo en alquiler, se pueden deducir estas reformas. Lo único que se ha de tener en cuenta es que más adelante se ha de justificar que se ha puesto la vivienda en alquiler.

Ahora bien, si se decide llevar a cabo la reforma cuando la vivienda ya se está alquilando, es posible deducir hasta el límite de los ingresos brutos del alquiler cada año. Por ejemplo, si el año en que se hacen las reformas los beneficios obtenidos del alquiler no llegan a compensar los gastos de las reformas, el propietario puede deducirlos en los cuatro años siguientes, siempre en el mismo límite establecido.

Pero siempre se ha de cumplir esta condición: la suma deducible de los gastos de las reparaciones y los intereses de los préstamos que se haya pedido para comprar el inmueble no debe ser mayor a los ingresos obtenidos del alquiler del inmueble.

¿Se puede desgravar la ITE?

La ITE (inspección técnica de edificios) es un informe técnico obligatorio para edificios con una antigüedad mayor de 50 años. La ITE emitirá un informe cuyo resultado puede ser favorable o desfavorable.

Si el resultado del informe de la ITE es desfavorable, será necesario realizar unas obras para subsanar las deficiencias. Las que estén relacionadas con la accesibilidad universal y la mejora en la eficiencia energética serán desgravables.

Como podemos ver, solo una parte de lo invertido en las reformas es desgravable. Sin embargo, estas claves sobre cómo desgravar reformas pueden ser muy útiles para llevar a cabo ciertas mejoras en una vivienda o edificio que, tarde o temprano, van a realizarse, como son la accesibilidad y la mejora de la eficiencia energética.

Más información sobre obras y reformas:

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: