Ventanas de madera corredizas / correderas

Hay multitud de opciones diferentes disponibles a la hora de escoger las ventanas de tu casa. En este catálogo podrás ver nuestros modelos de ventanas de madera correderas. Estas ventanas corredizas se caracterizan por su sistema de apertura, en el cual sus hojas se desplazan sobre unos carriles para así abrir la ventana.

Con las ventanas de madera correderas o corredizas no habrá ningún tipo de invasión de espacio como sí ocurre con las ventanas abatibles y con las ventanas oscilobatientes. Este es un aspecto muy importante para viviendas pequeñas que quieran aprovechar todo lo posible el espacio y además aumentar la luz.

"Todas nuestras ventanas de madera están certificadas bajo el correspondiente CE Europeo"

Estamos actualizando este catálogo, vuelve pronto

Ventanas de Madera Corredizas

¿Estás buscando ventanas de madera correderas o corredizas para tu casa?

En este es tu artículo, te vamos a dar una serie de indicaciones para que conozcas todo lo necesario antes de comprar tus ventanas de madera correderas.

Las ventanas para tu casa es uno de los elementos más importantes a la hora de instalar la carpintería de tu casa. Es estilo final y el rendimiento térmico y acústico obtenido es el fruto de no equivocarse con su elección. Las ventanas de madera corredizas son una excelente opción.

Ventanas de madera correderas: La opción rentable en todos sus aspectos

Las ventanas corredizas de madera son una excelente elección. Una vez instaladas las ventanas correderas obtendrás un aprovechamiento total del espacio ya que no necesitarás de un hueco por delante para su cierre y apertura. Además, están fabricadas con madera 100% natural tratada, por lo que tras aplicarle el acabado que desees e instalarlas tendrás un producto que durante muchos años tendrás un aspecto como el primer día.

Ventanas de madera correderas

Ventajas de las Ventanas de madera corredizas

Las ventanas corredizas tienen una serie de ventajas que a continuación pasamos a detallarte.

▶ Ahorro de espacio:

El ahorro de espacio es sin ninguna duda una de las opciones que más importan a la gente cuando se deciden por ventanas correderas.

Este tipo de apertura de las ventanas corredizas permiten colocar objetos enfrente de la ventana y no tener que retirarlos para abrir o cerrar la ventana. No invaden ninguna parte del espacio que rodea a la ventana.

▶ Mayor seguridad:

Al ser puertas que se abren y cierran paralelas a la pared y no existir ninguna parte de la hoja de la ventana o del marco que sobresalga es imposible de todas las formas que podamos golpearnos con la ventana de madera ni con ninguna de las esquinas.

▶ Sensación espacial mucho mayor:

Las ventanas corredizas de madera por lo general tienen un cristal ligeramente de mayor tamaño a las ventanas abatibles de madera y las oscilobatientes. Gracias a ello la percepción del espacio de la estancia es mucho mayor y la sensación de que existe una mayor amplitud y espacio también es gracias al ligero aumento de la luminosidad que desde el exterior invaden las distintas estancias.

Acabados para ventanas de madera correderas

¿Qué acabados puedo encontrar en las ventanas correderas de madera?

Las ventanas corredizas de madera están también disponibles en múltiples acabados, todos los acabados buscados siempre buscando la satisfacción del cliente.

Los acabados más populares para las ventanas de madera correderas son en un barniz natural, Nogal y Nogal oscuro, Wengue, Cerezo, Miel, Sapelly y Roble envejecido. Aunque si deseas que entreguemos tus ventanas de madera corredizas en crudo también es completamente posible, así como si deseas otro acabado no dudes en contactarnos y contarnos que el lo que buscas.

¿Requieren de algún mantenimiento las ventanas corredizas de madera?

Todas las ventanas correderas de madera están tratadas para exterior, esto consigue que tus ventanas de madera permanezcan en perfecto estado durante mucho tiempo, el único mantenimiento que requieren es que de vez en cuando con un paño suave y ligeramente humedecido lo pases por toda la superficie de la ventana para limpiarla.