Restaurar Puertas de Interior | ¿Cómo?

RESTAURAR PUERTAS DE INTERIOR

Las puertas de interior son uno de los elementos que más viste un hogar, y también de los que más se desgastan con el uso y el paso del tiempo, por ello tenemos dos opciones a la hora de lucir unas nuevas puertas de interior; Restaurar nuestras puertas de interior o adquirir unas nuevas puertas de interior. Ambas opciones salen por un precio similar aunque una puerta nueva hoy en día sale más barata que comprar sus componentes por separado, por lo que elige la que más te apetezca.

Si te decantas por la opción de adquirir unas nuevas puertas de interior aquí te dejamos nuestro gran catálogo en el que podrás encontrar puertas a medida al mejor precio directo de fábrica sin gastarte más de lo necesario para estrenar puertas. Si por el contrario prefieres restaurar tus puertas de interior vamos a darte algunos consejos y trucos con los que no fallarás.


1 Paso - Sanear la puerta

El primer paso es sanear la puerta para conseguir una superficie lisa, arreglada y lista para proceder al segundo paso. Para ello lo primero es aplicar masilla reparadora a todos los hoyos o golpeas que tenga la puerta. Después nos dispondremos a lijar para eliminar los antiguos barnices o lacas y que así se adhiera mejor la nueva pintura, esto también nos ayudará a igualar las zonas donde hemos aplicado masilla y dejarla como nueva.


2 Paso - Renovar los herrajes

Ahora que ya tenemos la puerta saneada vamos con los herrajes, deberemos desmontar los antiguos y adquirir unos nuevos, tanto pernios como manillas o picaportes, todo lo necesario para una puerta completa. No los montes aún, primero realizaremos el tercer y cuarto paso para no manchar los herrajes nuevos al pintar nuestra puerta.


3 Paso - Cambia marcos y tapetas

Para hacer una restauración completa necesitamos cambiar también los marcos y tapetas, para ello compraremos unos de las mismas medidas y retiraremos los viejos para instalar los nuevos.


4 Paso - Pinta, barniza o laca

Aquí tienes diferentes opciones, puedes optar por lacar tu puerta de interior restaurada, por barnizarla o pintar con pinturas como a la tiza. Todo dependerá también del material en el que esté fabricada, si es DM lo recomendable es pintar o lacar, si es madera puedes elegir cualquiera de las 3…..


5 Paso - Monta los herrajes y coloca

Cuando la puerta esté completamente seca ya podrás montar todos los herrajes nuevos que habías comprado y volver a colocarla en su sitio encajando en los pernios la hoja de ésta. Con esto termina el proceso de restaurar puertas de interior, sólo tienes que repetir el proceso con todas las puertas de tu hogar y listo!!

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: