Cuándo hacer reformas en casa

Decidir cuándo hacer reformas en casa no es una tarea sencilla, sobre todo si es la primera vez que se hace frente a este proceso tan complejo.

Tanto para hacer una reforma integral como para modificar alguna zona en concreto de la casa, como el baño, la cocina o alguna de las habitaciones, es necesario tener en cuenta factores importantes como cuál es el mejor momento para empezar, qué requisitos existen o en cuál es el horario permitido para las obras.

Cuándo hacer reformas en casa, ¿es el mejor momento?

Una reforma es un gran proyecto personal, un proceso muy complejo que puede necesitar esfuerzo y atención, sobre todo si es la primera vez. Es posible de que no sepas ni por dónde empezar, así que es recomendable asegurarse de que es el momento adecuado.

Para hacer una reforma en casa es necesario, antes de nada, informarse sobre qué tipo de trámites son necesarios para evitar contratiempos o posibles problemas. También es importante conocer el tipo de obra que se va a llevar a cabo, pues dependiendo de ello se necesitarán permisos diferentes. Además, resultará más sencillo calcular los costes totales.

Puede parecer complicado, pero en realidad no lo es tanto. Lo más importante es la planificación. Planificar correctamente el proyecto, de principio a fin, es la clave de cualquier obra, y te permitirá estar al tanto de cualquier imprevisto en todo momento.

Como ves, son muchos los factores a tener en cuenta antes de comenzar una reforma en casa, y pueden llegar a determinar la fecha de inicio del proyecto. Por otro lado, tomar una mala decisión y comenzar con las obras en un mal momento puede acarrear serios problemas si no se siguen los pasos adecuados desde el principio.

Cómo decidir el mejor momento de empezar la obra

Lo primero que hay que tener en cuenta es el tiempo. Este es un factor muy importante, ya que, posiblemente, habrá que gestionar algún problema y estar disponible en caso de que los profesionales necesiten ayuda.

Así que, para hacer frente a una obra en casa, no es recomendable hacerlo durante una época de estrés en el trabajo o en las que no dispongas de mucho de tiempo.

Otro factor muy importante para evitar imprevistos adicionales en este proceso es no hacer obras en momentos difíciles. Los posibles problemas económicos, familiares o de cualquier otra índole no beneficiarán en ningún caso y puede llegar a complicar aún más proyecto o retrasarlo aún más tiempo.

Además de encontrar el mejor momento para ti, también es importante tener en cuenta a los vecinos e intentar realizar la obra en una época en la que se moleste demasiado a la comunidad. En caso de no tener vecinos, este no será un problema, así que habrá libertad total para empezar en cualquier momento.

Normas a tener en cuenta antes de empezar una reforma

Existen leyes estatales que regulan las obras en viviendas particulares, así como los derechos y deberes de cada individuo con respecto al ruido y las posibles molestias a otros vecinos.

Según estas leyes, el propietario de un piso, o de un local, puede modificar aquellos elementos arquitectónicos, servicios o instalaciones de este siempre que no alteren la seguridad del edificio o perjudiquen a las viviendas de otros vecinos. Asimismo, debe avisar previamente a la comunidad de estos cambios que se van a realizar y la duración estimada de la reforma.

Además de estas leyes, habrá que cumplir una serie de requisitos y llevar a cabo la obra dentro de los horarios establecidos por la ley.

Requisitos para poder empezar la reforma de una vivienda

Todo propietario tiene derecho a hacer modificaciones en su vivienda, aunque existen varios requisitos para poder comenzar una obra en una vivienda particular.

La realización de cualquier tipo de obra, ya sea particular o comercial, siempre está regulada por el ayuntamiento del lugar donde se va a realizar dicha obra, por lo que el primero de los requisitos será pedir permiso al ayuntamiento de la localidad.

El tipo de licencia variará en función de la reforma. Existen dos tipos principales, obras mayores y obras menores. Ambas requieren de una petición para poder comenzar cualquier modificación en una vivienda, aunque las obras menores suelen ser más sencillas de solicitar.

Se consideran obras mayores las que implican una modificación importante en la estructura de la vivienda, como una reforma integral que suponga una ampliación de la superficie o la altura de la propiedad. Al igual que las que puedan afectar a los elementos comunes del edificio, como fachadas, tejados, etc., o las que modifiquen las diferentes estructuras de la propia vivienda, como columnas y muros de carga.

También se considera una obra mayor aquella en la que se modifican las condiciones de habitabilidad o el uso del espacio, como por ejemplo cambiar el lugar de la cocina o el baño, e incluso unir dos habitaciones para convertirlas en una más amplia.

Por otro lado, las obras menores son aquellas modificaciones más pequeñas y cotidianas que tienen un menor impacto en el inmueble y en ningún caso afectan a las estructuras del edificio ni a las condiciones de habitabilidad. Algunos ejemplos de obra menor pueden ser el cambiar el alicatado, realizar trabajos de pintura, reformar un baño o cambiar los muebles de la cocina.

Aunque hay que tener en cuenta algunos detalles concretos. Reformar una cocina, por ejemplo, se considera una obra menor. Sin embargo, en el caso de instalar una campana extractora que necesite de un nuevo orificio de salida, ya que es una instalación compleja que conlleva cambios en la fachada, podría considerarse una obra mayor.

Normalmente, si se considera una obra menor no requerirá de licencia, pero sí se debe hacer un escrito al ayuntamiento informando de los detalles de la reforma.

A la hora de solicitar la autorización para comenzar una reforma en casa, el tipo de obra que se vaya a realizar es el factor más importante.

Para pedir una licencia de obra al ayuntamiento de la localidad correspondiente, deberás especificar todos los aspectos del proyecto, como la envergadura y dilatación de la reforma, es decir, todos los elementos a reformar y el tiempo aproximado de duración de la obra, si afectará o no a la estructura y la fachada del edificio, e incluso si será necesaria la actuación de un arquitecto. Después de analizar estos datos, el ayuntamiento determinará la categoría de la obra y procederá con la concesión de los permisos necesarios si todo está en orden.

Una vez que el ayuntamiento haya concedido los permisos o licencias requeridas para la reforma se debe avisar a la comunidad del inicio de las obras, el horario en el que se llevarán a cabo y la duración total del proyecto. De esta forma, y respetando todos los puntos establecidos, los vecinos estarán preparados y la comunidad no podrá poner ningún impedimento.

En algunos casos, son las propias comunidades de vecinos las que estipulan sus propias normas y horarios con respecto a las obras dentro del edificio, pudiendo ser estas más estrictas que las del propio ayuntamiento. Aunque no es lo más habitual, es recomendable conocer los estatutos de cada comunidad antes de comenzar un proyecto de este tipo.

Horarios establecidos para hacer reformas en casa

Además de los requisitos y licencias necesarias para llevar a cabo cualquier obra en casa, también es obligatorio cumplir estrictamente con el horario marcado por cada ayuntamiento. Cada municipio cuenta con sus propias ordenanzas para poder hacer reformas en casa, aunque la mayoría de ellas coinciden en horarios y ruido máximo permitido.

En cualquier caso, las obras siempre son molestas, por pequeñas que puedan ser, y pueden perjudicar a los vecinos más cercanos, en mayor o menor medida. Por eso, deben ajustarse a las medidas establecidas y evitar el exceso de ruido en horario no permitido.

Generalmente, los horarios estipulados para poder hacer obras en las viviendas particulares suelen ser de 8:00 h a 21:00 h en días laborables, quedando totalmente prohibido cualquier tipo de obra antes o después de este horario. En algunas localidades puede variar, siendo a desde las 9:00 h hasta las 21:00 h.

Por otro lado, en sábados, domingos y días festivos las obras pueden comenzar a partir de las 9:30 h e incluso 10:00 h, dependiendo siempre de las normativas de cada ayuntamiento, y pueden demorarse, en la mayoría de los casos, hasta las 20:00 h, o 21:00 h de la noche.

Para cumplir estrictamente con las normativas y los horarios, es imprescindible informarse de las ordenanzas de cada localidad y consultar con el propio ayuntamiento en caso de duda.

Qué hacer una vez decidido cuándo hacer la reforma

Después de decidir cuándo hacer la reforma de la casa, es la hora de retomar todas las ideas y empezar a detallar todo el proceso. No será algo fácil, pero es necesario en la planificación del proyecto.

Para comenzar una obra con buen pie es recomendable seguir algunas pautas. Así será todo más sencillo desde el primer día.

1. Apuntar todas las ideas

Apuntar cada idea que pueda ser buena para mejorar el acabado final de la reforma, ya sea distribución, materiales, colores, puertas, ventanas… Al anotarlas no se olvidará ningún detalle y resultará mucho más fácil de explicar a los profesionales que se encarguen del proyecto.

2. Hacer un presupuesto y calcular el total de la obra

Informarse bien sobre los diferentes precios que se pueden encontrar en el mercado es imprescindible, tanto de la obra como de los materiales, muebles o accesorios que sean necesarios. Después de analizar diferentes precios es recomendable realizar un presupuesto aproximado y ajustarlo a las necesidades económicas de la reforma para calcular el coste total del proyecto. De esta forma, también será más fácil evitar posibles sobrecostes.

3. Comparar empresas y precios

Una vez que se ha ajustado el presupuesto y se ha establecido un rango de precios para gastar en la reforma, es la hora de buscar los mejores profesionales y los precios más económicos.

Buscar empresas del sector que se ajusten a las necesidades del proyecto y pedir un presupuesto personalizado y detallado no es una tarea fácil. Es recomendable contactar con, al menos, dos o tres empresas o profesionales para poder hacer una comparación exhaustiva. Es sorprendente la gran variedad de precios que existen en el mercado, por eso es muy importante comparar y pedir opiniones a diferentes profesionales antes de empezar.

4. Elegir los acabados de la obra

Lo más habitual es contactar con profesionales del sector para solicitar un proyecto completo, como el diseño integral de una cocina o un baño. Aunque cada vez son más los que deciden crear sus propios diseños y comprar cada elemento por separado, muebles, grifos, suelos, puertas, ventanas, etc., creando un estilo único y personal. En cualquier caso, será necesario pedir un presupuesto adaptado a cada fase del proyecto, y para ello es necesario tener claro qué acabados, materiales y accesorios se van a utilizar.

5. Comunicar la idea a los trabajadores

En algunos casos, es posible que, aunque se haya planificado la reforma al detalle, los resultados no sean los deseados una vez que han comenzado las obras. Este tipo de reformas en casa suelen ser muy personales, y es importante tener en cuenta la opción de los encargados de la obra pero avisar que no marcha como se esperaba es esencial para poder rectificar a tiempo. Hablar con los profesionales, ayudarles a entender la idea principal y guiarles, sobre todo al inicio, es la mejor solución, ya que esto afectará al resultado final de la obra.

6. Si surgen imprevistos, lo mejor es tener paciencia

En todas las obras surgen imprevistos, es algo muy común y casi inevitable. Aunque el proyecto esté bien encaminado y todo parezca estar bajo control, es posible que aparezcan problemas como retrasos con algunos proveedores o con algunas medidas a la hora del montaje, etc. Algunos de estos cálculos son difíciles de saber al principio, pero seguro que tienen fácil solución.

Ahora que ya sabes todo lo necesario para responder a la pregunta "¿cuándo hacer reformas en casa?", solo tendrás que planificar cada paso y hacer realidad el hogar de tus sueños.

Más información sobre obras y reformas:

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en las redes sociales: