ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent
Cómo elegir ventanas de madera

Cómo elegir ventanas de madera

Categoría: Ventanas y Balcones

¿Cómo elegir ventanas de madera?

Cómo elegir ventanas de madera es una pregunta que va a surgir cuando nos enfrentemos a una reforma en casa. Las ventanas son un elemento indispensable, el cual debe garantizar un buen aislamiento del exterior. En este aspecto la madera es un material que cumple con creces, ya que es un buen aislante térmico y sonoro. Sin embargo, hay que contemplar otras características para instalar la mejor ventana.

La especie de la madera, si la ventana va a ser maciza o no, los acabados y distintos tratamientos para resistir a la intemperie deben tenerse en cuenta en la elección. Al fin y al cabo, las ventanas van a tener que soportar las inclemencias del clima y el paso del tiempo durante décadas, por lo que es necesario que duren sin perder una pizca de su aguante original.

¿Qué especie escoger a la hora de comprar ventanas de madera?

Los árboles, como todos los seres vivos, están adaptados perfectamente a las condiciones climáticas del entorno donde viven. Esto es algo que la madera no va a perder una vez talado el árbol y que es vital a la hora de decantarse por un tipo u otro. Así, lo recomendable es apostar por la madera del lugar donde se realizará la reforma o la nueva vivienda, ya que estará totalmente adaptada al clima y lo soportará sin problemas.

También estaremos ahorrando dinero, puesto que no habrá que importar madera; pero deberemos seguir aplicando algunos tratamientos para que potencien la resistencia natural de la especie elegida. Por suerte, en este aspecto hay mucho donde elegir y los profesionales siempre están dispuestos a echar una mano en caso de duda.

¿Cuándo elegir ventanas a medida?

Desde nuestra fábrica de ventanas de madera recomendamos elegir ventanas a medida cuando se busque un estilo específico, la reforma lo requiera o se busque una forma original. Las posibilidades son descomunales y podemos optar entre diferentes tipos para cumplir nuestras expectativas al máximo. Además, es posible controlar en todo momento el tamaño y las dimensiones del perfil, en especial el ancho y el espesor de la madera, aspectos que afectarán fundamentalmente al aislamiento de la ventana en sí.

El acristalado

A la hora de comprar ventanas de madera, elegir el cristal adecuado es más importante que las características de la madera, ya que por muy aislante que sea esta, si el cristal no va a juego todo el calor y el ruido entrará al hogar a través de este. Hasta hace bien poco existía la creencia generalizada de que las ventanas de madera debían contar con cristales simples o monolíticos.

Sin embargo, las técnicas de construcción han evolucionado tanto que es posible instalar un doble acristalamiento, cristales con cámara y aplicar diversos tratamientos para reforzar el aislamiento. Apostando por un buen cristal, las capacidades de la madera se verán complementadas y, al final, saldremos ganando cuando la reforma esté concluida, ya que nunca más el frío y el ruido penetrarán por las ventanas.

En resumen, la combinación del marco con el cristal debe poseer el menor coeficiente de transmisión calórica posible y garantizarnos un aislamiento sonoro casi absoluto.

El viento, la lluvia y el sol

Cuando vamos a elegir ventanas baratas hay que tener en cuenta la posición que van a ocupar en la fachada. Esto es algo que muchos no tienen en cuenta y que afecta de manera decisiva, ya que no sufrirá lo mismo una ventana orientada al sur que una que lo está al norte. La incidencia del sol va a ser clave, ya que hará que la humedad afecte en menor medida a la ventada.

Junto a esto, la incidencia del viento y la lluvia deben tenerse en cuenta. La madera es resistente y puede aumentarse con determinados tratamientos; sin embargo, si se instala una ventana de poco grosor en una fachada donde la lluvia incida con fuerza puede que no resista. De esta manera, habrá que actuar en consecuencia y no dejar al azar este aspecto.

Una ventana instalada en una fachada más resguardada del viento y la lluvia resistirá en mejores condiciones y durante más tiempo. Aunque también debemos ser precavidos con la acción de los rayos del sol, los cuales no son inocuos y pueden terminar por desgastar y decolorar la pintura de la madera.

La madera como símbolo de resistencia

Sea a la hora de comprar ventanas a medida o fabricadas en serie si son de madera hay que elegir bien. Este es un material resistente, elegante, con cierto aire rústico y que nos aporta un gran aislamiento. Lejos quedan los tiempos en los que se consideraba como un material inferior, caduco y anticuado. La pregunta de cómo elegir ventanas de madera debería estar más que resuelta. Tan solo hay que tener en cuenta una serie de aspectos como sus propiedades y sus precios y, sobre todo, velar por el mantenimiento a posteriori de la madera.