ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent
Mantenimiento de ventanas de madera

Mantenimiento de ventanas de madera

Categoría: Ventanas y Balcones

El mantenimiento de las ventanas de madera consiste en una serie de labores sencillas. Al igual que cualquier puerta de madera interior, bastará con limpiarlas con un paño húmedo. Quizá con el paso del tiempo tengas que engrasar un poco los herrajes para que funcionen mejor, pero no requieren mucho más.

Una limpieza de vez en cuando, un lijado y barnizado cada cierto número de años permitirá que la madera de ventanas perdure sin problemas más de 50 años. Además, si apostamos por un tratamiento de exteriores que le aporte resistencia frente a las inclemencias del clima, la ventana aguantará sin ningún tipo de problema.

Limpiar ventanas de madera en el día a día

La suciedad y el polvo son los grandes enemigos a batir a la hora de limpiar ventanas de madera. Para tal fin, es muy necesario pasar un paño suave y ligeramente humedecido. Así, nos estamos asegurando de eliminar todo el polvo que pueda acumularse y no estaremos aplicando un producto abrasivo sobre la superficie.

No es para nada recomendable utilizar productos agresivos sobre la madera, ya que esta podría verse afectada negativamente. Por descontado, a la hora de enfrentarse a una mancha hay que actuar con rapidez y no dejar que pase el tiempo, tal cosa solo agravaría la situación. Bajo ningún concepto debemos utilizar estropajos u objetos similares con el fin de eliminar una mancha difícil, tan solo, estaríamos arañando la superficie de manera irremediable.

Engrasar los herrajes

Como cualquier vehículo o maquinaria, los herrajes de tus puertas y ventanas también agradecen un pequeño engrasado de tanto en tanto. Cada dos años o así, deberías dedicarle un rato y aplicar grasa a lo que puedas.

¿Qué hacer en caso de detectar termitas?

Las termitas y la carcoma pueden acabar en muy poco tiempo con muebles y la madera de ventanas y puertas. Si llegamos a detectar que las ventanas han sido infestadas habrá que actuar con rapidez, ya que estos insectos llegan a ser realmente difíciles de eliminar. La primera línea de defensa es la prevención y la revisión ocular de la superficie de madera.

Ante cualquier indicio, aplicar un insecticida que pueda ser absorbido por la madera será una primera opción. Si se detectan agujeros, es conveniente aplicar el insecticida a través de estos con una jeringa. Así, penetrará en el interior de la madera mediante las galerías que estos insectos realizan y serán eliminados de manera efectiva. Sin embargo, si todo falla habrá que contactar con un profesional o llegaremos a tener que reparar las ventanas de madera.

Resumen sobre los cuidados simples para tu madera

El mantenimiento de las ventanas de madera debe realizarse si queremos evitar su deterioro. Como ya hemos comentado, no es recomendable utilizar productos abrasivos o agresivos sobre este material, ya que podrían afectarle de manera muy negativa. Sin embargo, con unos cuidados continuos durarán varias décadas sin problema alguno. Disfruta de la calidez que aporta la madera.