Free cookie consent management tool by TermsFeed
Tus Favoritos

No tienes productos seleccionados como favoritos

Carrito

No hay productos en el carrito

Rodapiés de cocina

Rodapiés de cocina fabricados con PVC disponibles en multitud de acabados, revestidos en blanco o en madera. Son la mejor opción para instalar en la cocina ya que al estar fabricados con PVC espumado aguantan muy bien la humedad de esta estancia. Además son unos rodapiés muy económicos, duraderos y con un acabado muy limpio, por eso se han convertido en la solución preferida de nuestros clientes para instalar en sus cocinas.

Por qué elegir rodapiés para la cocina de PVC

Los rodapiés para cocina no son solo un detalle estético, cumplen funciones esenciales que contribuyen tanto a la protección de las paredes como a la unión del diseño interior. Su instalación previene daños por golpes, humedad y acumulación de suciedad en los bordes donde el suelo se encuentra con las paredes, áreas particularmente vulnerables en un ambiente tan activo como la cocina.

Los rodapiés de PVC son los más recomendados para la cocina ya que al estar fabricados con un material hidrófugo evitan muy bien la humedad. El PVC es un material que no se pudre y no es atacado por hongos ni por terminas, y además de ello, estos rodapiés de cocina tienen una gran resistencia a los golpes o arañazos.

Otra ventaja de usar este tipo de rodapiés en la cocina es que son muy fáciles de instalar y de limpiar, ya que son totalmente lavables.

Cómo elegir el rodapié adecuado para tu cocina según los acabados disponibles

Para elegir el rodapié de la cocina, es importante que sea práctico y también que se vea bien, y gracias a la amplia gama de acabados disponibles, encontrar el perfecto para tu cocina es más fácil que nunca.

Los materiales y colores deben complementar el estilo de tu cocina, ya sea que prefieras un acabado de nogal para una sensación cálida y tradicional, roble en sus diversas tonalidades para una apariencia natural y versátil, o blanco lacado para un toque moderno y limpio.

Al considerar acabados como mármol, cemento o cobre, piensa en cómo estos pueden integrarse o resaltar dentro del conjunto de tu cocina. Los rodapiés de mármol y terracota añaden un toque de elegancia clásica, mientras que los acabados en cemento o cobre pueden aportar un aspecto más industrial o moderno. La clave está en la armonía entre los rodapiés y los elementos existentes, como los armarios, encimeras y el tipo de suelo, para crear un espacio cohesivo y acogedor.

Cómo instalar los rodapiés en la cocina

Los rodapiés de cocina de PVC se instalan de forma muy fácil, siguiendo estos rápidos y sencillos pasos los podrás instalar sin problemas:

- En primer lugar, deberás quitar la suciedad y las imperfecciones que haya en las zonas de la pared donde va a ser instalado el nuevo rodapié. Para ello podrás usar un trapo y una lija, y si hay algún agujero deberás rellenarlo con masilla.

- A continuación, deberás medir los tramos lineales donde de donde se vaya a poner el rodapié en la cocina y después corta las tiras de rodapié en las medidas que necesites.

- Ahora, para fijar el rodapié a la pared puedes usar puntas sin cabeza o adhesivo. Si usas adhesivo coloca el rodapié con precisión y presiónalo contra la pared hasta que este quede agarrado a la pared de la cocina.

- Déjalo secar y ya tendrías lista la instalación de los nuevos rodapiés en tu cocina.

Envía una consulta
Hola, ¿podemos ayudarte?
Escribe tu consulta y te responderemos rápido
Envíar Consulta De momento no, gracias